La tendencia no es nuestra amiga

boris petit

Por Boris Schlossberg @FXflow, presidente y fundador de BKForex

Versión española de Wordwide FX

Esta semana ha dado mucho de que hablar: por ejemplo, de cómo el Banco Nacional Suizo ha estado a punto de reventar el negocio del Forex minorista en cuestión de 24 horas, o de cómo casi pasé de la euforia por estar en el lado correcto en EURCHF a un estado de pánico total cuando FXCM anunció que estaban a punto de la bancarrota, y de ahí al alivio porque encontraron un padrino justo antes del cierre del mercado el viernes pasado.

Pero lo más interesante que me he cruzado en el camino esta semana es un artículo en MarketWatch en el que se revelaba algo fascinante: cómo se gana dinero en realdad en los mercados. En el escrito, titulado Easy way to get rich: Buy the most hated stocks el autor, Brett Arends, describe lo que es el trading contrario. Arends examina las 10 peores acciones del S&P500 según los analistas de Wall Street y descubre que 100.000 dólares invertidos en las 10 ideas más impopulares del año desde 2008 se habían convertido en 270.00 dólares, pero la misma inversión en empresas más habituales solo habrían conseguido 170.000 USD.

Es una diferencia enorme, y creo que nos dice mucho sobre cómo se genera la riqueza. Que nadie me malinterprete: ni mucho menos afirmo que el modo de ganar dinero es apostar a ciegas contra la tendencia. De hecho, esa es precisamente la manera más rápida de arruinarse. Y si somos inversores a largo plazo que no tenemos ni tiempo ni ganas de dedicarnos a seguir a los mercados las 24 horas del día, seguro que la clásica estrategia de comprar fondos a plazo fijo todos los meses, llueva o haga sol, es el mejor modo de hacer crecer unos ahorros. Y, a la larga, la tendencia suele ganar.

Pero para los traders, los beneficios no están en la tendencia. Claro que, muchas veces, lo evidente puede ser increíblemente lucrativo. Por ejemplo, entrar a corto de petróleo aprovechando la caída o vender EURUSD cuando el par rompió a la baja la barrera de 1,20: ambas fueron tendencias en las que muchos ganaron mucho dinero. Pero el problema con estos ejemplos es que se parecen mucho a boletos de lotería: son muy seductores pero también muy decepcionantes para el 99,9% de quienes los compran.

Y es que, en el mundo real, ¿cuántos son capaces de atrapar esa tendencia? ¿Y cuántos traders de éxito conocemos, que además hayan conseguido buenos resultados operando en tendencia varias veces seguidas? Cierto, de vez en cuando nos topamos con una tendencia impresionante que puede arrojar grandes beneficios, pero también es probable que nos pasemos el resto del año perdiendo lo que hayamos ganado en una serie de interminables retrocesos.

La verdad es que cuanto más opero más me doy cuenta de que las ganancias se encuentran precisamente dentro del grupo minoritario. Esto no es nada fácil de conseguir, e implica que para ganar dinero de manera consistente hay que estar en el lado opuesto del precio porque solo en estos extremos tenemos una oportunidad superior al 50/50 de tener razón.

BKforex-petit-300x93

Haz clic aquí para leer la versión original en inglés en BKForex

Deja un comentario